Suelto Inspiración para el Cambio

De esto no me Río

Escrito el 20/06/12 | En: Cambio, Comunidad, Conciencia, Poder, Reflexión

En el marco de la Cumbre de las Naciones Unidas de Río+20, donde mucha gente está discutiendo acerca del futuro que queremos construir y acerca de lo que podemos hacer al respecto de lo que ya hemos logrado destruir: yo de esto no me río.

Ya en el año 1854, el Jefe Seattle le respondía con una imponente carta, en muchos aspectos premonitoria, al Presidente de Estados Unidos, Franklin Pierce, cuando este le hace una oferta por una gran extensión de tierras indias diciendo:

“Sabemos que el hombre blanco no comprende nuestro modo de vida. El no sabe distinguir entre un pedazo de tierra y otro, ya que es un extraño que llega de noche y toma de la tierra lo que necesita. La tierra no es su hermana sino su enemiga y una vez conquistada sigue su camino, dejando atrás la tumba de sus padres sin importarle. Le secuestra la tierra a sus hijos. Tampoco le importa. Tanto la tumba de sus padres como el patrimonio de sus hijos son olvidados. Trata a su madre, la tierra, y a su hermano, el firmamento, como objetos que se compran, se explotan y se venden como ovejas o cuentas de colores. Su apetito devorará la tierra dejando atrás sólo un desierto.”

Mucho antes de esto, aproximadamente en el año 1640, el famoso poeta Quevedo escribía acerca del Imperio del Dinero, lo siguiente:

“Madre, yo al oro me humillo,
El es mi amante y mi amado,
Pues de puro enamorado
Anda continuo amarillo.
Que pues doblón o sencillo
Hace todo cuánto quiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero”

Estos textos -tan sabios y veraces- los extraje de una carta que recibí de Cristina García-Orcoyen Tormo, Directora de la Fundación Entorno, de España.

Quién concluye su reflexión, dirigida a los Empresarios del Mundo y a la Comunidad Internacional y titulada “Poderoso Caballero es Don Dinero”, diciendo:

“No hay mucho que añadir a esto, ni mucho tiempo para pararnos a pensar sobre ello. Sólo cabe ACTUAR sobre lo que ya nos es de sobra conocido: o nos ponemos todos a salvar la Tierra o nuestros hijos y nietos morirán ahogados en los excrementos de nuestra codicia, eso sí, cubiertos de dinero.”

- Si a ustedes tampoco les causa gracia todo esto pueden compartir esta reflexión con amigos y conocidos, con empresarios, y con toda la gente a la que tenemos que ayudar a abrir los ojos y, sobre todo, a abrir su corazón.

- También pueden seguir escuchando a personas como Christian Felber sobre “La Economía del Bien Común“, a Joan Melé en “Dinero y Conciencia“ o a Bernardo Toro con “La Etica del Cuidado” que ya están trabajando, hace rato, en encontrar la solución.

Etiquetas: ,

Dejá tu comentario:

* campos requeridos

Registrá un Gravatar para mostrar tu imagen al lado de tu comentario en este y otros blogs.

WordPressCreative CommonsSocialSnack

© Suelto Inspiración para el Cambio 2014 | RSS Contenidos | RSS Comentarios. Funcionando gracias a Wordpress.
Producido por SocialSnack. Identidad visual: El Barco Group.